Jaime Mayor: “Una civilización que pierde el sentido de la trascendencia está llamada a desaparecer”

Jaime Mayor: “Una civilización que pierde el sentido de la trascendencia está llamada a desaparecer”

Reproducimos la entrevista íntegra a Jaime Mayor Oreja, publicada por Mater Mundi TV
Reproducimos la entrevista íntegra a Jaime Mayor Oreja, publicada por Mater Mundi TV

Hablamos con D. Jaime Mayor Oreja, una relevante figura de la sociedad y la política a nivel nacional e internacional y, en particular, de la historia de la Democracia en España, además de feliz esposo, padre de 4 hijos y abuelo de 10 nietos. Impulsor de NEOS, presidente de la Fundación Valores y Sociedad, y miembro de One of Us, entre otras responsabilidades, su trayectoria es un ejemplo de conciliación de profesión y fe.

Considera que «en todo el mundo estamos viviendo transiciones que se manifiestan de forma diferente pero tienen una causa común: la pérdida de Fe«. Y esa es «la causa entre las causas; lo que lleva a la pérdida del sentido de la trascendencia y de referencias«, asegura. «Nos encontramos en un plano inclinado» porque se ha despreciado la herencia del bienestar que levantaron otras generaciones, «se han olvidado las referencias y se vive solo en el fin de semana».

«Todo lo que no es el ‘yo’ y el ‘ahora’, no existe. Por eso se va perdiendo el respeto a la vida, a la familia, al matrimonio y a la verdad», pilares fundamentales para el avance sólido de una sociedad. Y «una civilización que pierde el sentido de trascendencia está llamada a desaparecer».

Y todo esto viene sucediendo también porque «hay un miedo reverencial a la moda dominante establecida por un supuesto progresismo», que ha favorecido el silencio ante el avance del aborto, la eutanasia, la ideología transgénero y el transhumanismo.

«La Verdad os hará libres» sigue siendo la única verdad

Se ha abandonado el debate antropológico y el presente que estamos viviendo se sustenta en el relativismo y en la mentira, asegura. «El Gobierno de España hoy es un proyecto asentado en la mentira. Nos cuentan mentiras de nuestra historia, de nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro», sostiene Mayor Oreja. En nombre de unas falsas libertades se va imponiendo un cambio de orden «que es desorden social» y bombardea las bases del Humanismo cristiano. Se ha cambiado el orden de los factores en nombre de una falsa libertad. Nos dicen: «la libertad os hará verdaderos, y eso es mentira», denuncia.

Con esas tendencias, asume Mayor Oreja que «estos momentos tenían que llegar». «Estamos viviendo el final de una etapa que conducirá probablemente a otra mejor, pero esto no termina simplemente con el relevo de una opción por otra opción», porque la crisis está dentro de nosotros mismos. Por eso es reiterado y urgente su llamamiento a una transformación personal que permita aportar a la colectividad. A todos los que siguen manteniendo sus valores cristianos anima también a aprender a afrontar la situación, a vencer el sentimiento de que hemos perdido la batalla, a recuperar el ánimo, la esperanza y la fe para poder seguir defendiendo el gran mensaje fundamental que es «la Verdad os hará libres».

Nunca he sentido odio, ni cuando me han intentado matar

En referencia a su etapa política en el País Vasco, Jaime Mayor Oreja siente profunda tristeza y cero rencor por aquellas personas que cayeron tan bajo como para pensar que podían matar a quienes discrepaban de ellos. «Nunca he tenido odio, ni cuando me han intentado matar. Puedo entender a quien lo tiene, pero yo siento más la tristeza hacia aquellos que han caído en la desgracia de creer que podían matar a las personas que no pensaban como ellos. Muchas vidas perdidas por la pérdida de fe. Una religión sustituyó a otra. El nacionalismo sustituyó a la fe. Si yo hubiera estado sin salir del pueblo de mi bisabuelo, o de mi abuelo o de mi madre, igual ahora sería de Bildu, sin ser necesariamente un asesino, porque el ambiente te envuelve y te hace tener miedo». En cualquier caso «apoyar a ETA es la expresión de la degeneración», afirma con rotundidad.

Demasiado católico, o nunca suficiente…

Recuerda que en su época de ministro del Interior, su homólogo alemán y amigo, Otto Schily le decía: «tú tienes un problema. No vas a ser nunca presidente del Gobierno porque eres demasiado católico», y puede que tuviera algo de razón, pero no decía la verdad -sonríe Mayor Oreja- porque «lo cierto es que tendría que serlo mucho más. Tendría que fortalecer mucho más mi dimensión espiritual. Esa es una tarea que nos hace mejores y probablemente siempre es insuficiente el tiempo que le dedicamos». «La fe -asegura- no es algo lineal, es una batalla que siempre hay que lidiar pero que te sostiene toda la vida».

Y afirma también sin dudar que «hay que dar siempre gracias a Dios por lo que has tenido y por lo que no has tenido». «Lo importante es ser feliz con lo que te ha tocado vivir».

Lea la entrevista completa en este enlace

Te puede interesar

Verdad

Homenaje Póstumo – In Memoriam

Homenaje Póstumo – In Memoriam

Persona y Familia

Comunicado AEBI sobre el Proyecto de Ley para las personas trans y los derechos de las personas LGTBI

Comunicado AEBI sobre el Proyecto de Ley para las personas trans y los derechos de las personas LGTBI

NEOS

Presentación de NEOS en Guadalajara

Presentación de NEOS en Guadalajara