Comunicado por el fallecimiento de César Nombela

Comunicado por el fallecimiento de César Nombela

DEP César Nombela
DEP César Nombela

Con gran dolor y sorprendido por la inesperada y triste noticia, desearía destacar las grandes virtudes como científico y gestor de nuestro querido y admirado Cesar Nombela Cano.

Me gustaría glosar su larga y prolífica contribución a la microbiología desde su cátedra de la Universidad Complutense, su afán por comunicar los avances científicos de forma clara y divulgativa a la sociedad en los medios de comunicación, con una contribución muy positiva en los recientes acontecimientos de la pandemia, su innovadora y decisiva gestión al frente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y como Rector al frente de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en los que ha dejado un sello imborrable de eficacia y capacidad organizadora.

Pero sobre todo quisiera destacar otros rasgos de su persona, como su talante dialogante, su claridad de ideas y su forma de comunicar y compartir sus convicciones. Su fe inquebrantable y su convicción de la compatibilidad entre la fe la ciencia. Su dedicación a los temas de bioética que llevó siempre a la practica en los diversos comités, como el de la UNESCO y el Comité de Bioética de España, y en los muchos puestos de responsabilidad en los que volcó sus conocimientos y convicciones, especialmente en la defensa de la vida y la dignidad humana.

Fue un gran científico y un gran humanista. Mi más sentido pésame a su querida familia y amigos.

Descanse en Paz nuestro admirado César Nombela..

Nicolás Jouve de la Barreda 

Catedrático de Genética de la UAH

Presidente Asociación Ciencia Vida y Cultura 

Miembro GT Familia y Dignidad Humana en Asociación NEOS 

Reproducimos el obituario completo publicado en El Debate

César Nombela (1946-2022)

A ciencia y conciencia

Su vida dio mucho fruto y su ejemplo seguirá siempre entre nosotros. Ante su sabiduría y humanidad, sólo cabe descubrirse y agradecer

Fernando Saavedra,

Sirvan estas líneas como homenaje y gratitud a César Nombela, al científico, al humanista, al amigo. Sé que otras voces, seguro más legitimadas que la mía, se referirán al profesor Nombela como el guardián del legado de Severo Ochoa, como el gran investigador y científico español.

César Nombela – EFE

Yo me limito a escribir como su jefe de gabinete, como testigo de excepción, pues estuve mucho tiempo a su lado y compartí con él, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, incalculables y variadas vivencias. He tenido, por tanto, el gran privilegio de contar con su ejemplo inmediato y directo y, he de confesar, que al rector lo admiré desde que lo conocí. Era muy fácil trabajar para él y era muy enriquecedor aprender de él, pues a pesar de haber vivido contrariedades propias del bregar universitario, siempre sus acciones estuvieron supeditadas a la búsqueda de la concordia y del bien común.

Aunque me cuesta reconstruir situaciones en estos momentos tan difíciles, si algo quiero destacar de César es que era de todos y para todos, no importaban las ideas o las categorías, siempre estuvo limpio de prejuicios, lleno de buena fe y con ganas de acertar en su misión. Decía mucho de él, su pasión por Carriches, el pequeño pueblo toledano que le vio nacer y que tuvo el acierto de nombrarle hijo predilecto. Era también un hombre entregado, en cuerpo y alma, a su familia y en especial a su amada esposa, Nohely. Qué unidad y entereza demostraron en la despedida de su nietecito a los pocos meses de nacer. O su inmensa generosidad durante la pandemia, poniendo a disposición de la sociedad española sus conocimientos. Actitudes, sin duda, propias de personas creyentes.

Pero más allá de sus aportaciones científicas, su capacidad expositora, sus artículos, o más allá de nuestra relación de trabajo y amistad, vi en él un hombre bueno, dialogante, hospitalario y conciliador. Diligente, puntual, de buen gusto. Siempre atento, siempre leal y comprometido. De ahí, que, a parte de su gran trayectoria y obra intelectual, fueron sus férreos valores y principios, los que le hicieron llegar a puestos de gran responsabilidad, dentro y fuera de España, y por los que se ganó el respeto y la admiración de de todos.

Durante años tuvo en la COPE, en «La Linterna» de Juan Pablo colmenarejo, una sección en la que analizaba los avances de la ciencia desde el punto de vista de la Fe. Fue un programa ejemplar del que aquella COPE se desprendió cuando despidió a Colmenarejo.

Su vida dio mucho fruto y su ejemplo seguirá siempre entre nosotros. Ante su sabiduría y humanidad, solo cabe descubrirse y agradecer. Ante su recuerdo, aún conmovedor, quisiera esperar, parafraseando unos versos de Shakespeare, «que todo el bien que pudo hacer e hizo, no queden enterrados con sus cenizas». Descanse en Paz.

  • Fernando Saavedra fue director de gabinete de César Nombela en la UIMP desde 2012 a 2017

Te puede interesar

Verdad

Homenaje Póstumo – In Memoriam

Homenaje Póstumo – In Memoriam

Persona y Familia

Comunicado AEBI sobre el Proyecto de Ley para las personas trans y los derechos de las personas LGTBI

Comunicado AEBI sobre el Proyecto de Ley para las personas trans y los derechos de las personas LGTBI

NEOS

Presentación de NEOS en Guadalajara

Presentación de NEOS en Guadalajara